jueves, 26 de febrero de 2015

AROMATERAPIA Y ACEITES ESENCIALES II

AROMATERAPIA Y ACEITES ESENCIALES II




Aunque los aceites esenciales son completamente naturales, están muy concentrados y siempre deben utilizarse de forma responsable y consciente.

La facilidad de absorción de la piel permite que los componentes activos de los aceites esenciales penetren directamente en el organismo, mejorando nuestro sistema, actuando sobre la circulación sanguínea, los tejidos, los órganos, etc; mejorando las diferentes dolencias tanto físicas como psicológicas.

Efectos antiinflamatorios, sedantes, antibacterianos, antivirales, antiespasmódicos, etc. Remedios naturales que evitan cualquier efecto secundario y nos pueden ayudar a prevenir o combatir los síntomas de determinadas dolencias.

A continuación veremos cómo podemos utilizar los aceites esenciales y cuáles son mis imprescindibles, para hacernos nuestro propio botiquín natural.


PROPIEDADES 

Algunos de los aceites que más se utilizan (aceite esencial=AE):


   AE Lavanda: Calmante y relajante, antibacteriana, analgésica y antiespasmódica. Aconsejable para combatir la ansiedad, los trastornos del estado de ánimo, el insomnio o trastornos del sueño, dolores de cabeza, reumas, indigestiones, heridas, quemaduras y picaduras de insectos, post solar, después de depilación (zonas sensibles). Es un gran regenerador de la piel (acné, psoriasis, dermatitis, eczemas,    rosácea). Se puede aplicar sin diluir. (imprescindible en casa)



   AE Árbol de té: Es el aceite esencial antiséptico por excelencia. Renueva, purifica y protege el ambiente. Antiinfeccioso, desinfectante, antiviral, bactericida, inmunoestimulante, antifúngico, analgésico, astringente, purificante, cicatrizante, excelente desodorante adecuado para baños de pies, recomendado en caso de picaduras de insectos, furúnculos infectados, cortes u otras heridas, herpes, quemaduras, antipiojos (nosotros ponemos unas gotas en todos los champús de la casa), como tratamiento tópico para el acné penetra en la piel regenerándola. Se puede ingerir (diluido con agua, miel, infusión, etc.). (imprescindible en casa).


  • Para pequeñas heridas y quemaduras
      AE árbol de te: 10 gotas
      AE Niaouli: 20 gotas
      Aceite vegetal (almendras, coco, avellana, albaricoque, etc.): 30 ml 
  • Muy rápidamente verás los excelentes resultados con esta mezcla




AE Niaouli: Posee virtudes relajantes, curativas, antisépticas y potente antiviral. En casa lo utilizamos para aliviar problemas respiratorios al ser expectorante, anticatarral y antiespasmódico (nariz tapada, calma la tos, crisis de asma, resfriado y gripe). No se puede aplicar directamente en la piel y si se puede ingerir (diluido con agua, miel, tisana, etc.). (Imprescindible en casa, principalmente para los niños).



  •    Para bronquitis o gripe: Se puede hacer una mezcla (mejor no utilizar en bebes, mirar el último apartado de precauciones):

    AE de Eucalipto: 10 gotas
AE de Niaouli: 20 gotas
         AE de Ravinstara: 10 gotas
        Aceite vegetal (almendras, albaricoque, coco, avellana, etc.): 100 ml  

        Masajear en la espalda y el pecho con esta mezcla
  • En difusión para concentrarse en exámenes, aprender una lección, etc.
  • Para pequeñas heridas y quemaduras



  AE Siempreviva: Combate los hematomas, cicatrizante y regenerante, anticoagulante, edemas, estimulante hepático. Se puede aplicar puro, pero no ingerir. 





AE Manzanilla Romana: Analgésica y calmante aunque también antiinflamatoria, problemas dermatológicos, depresión por causa desconocida, atenúa la nostalgia y se utiliza en casos de hiperactividad en niños, erupciones y alergias ocasionadas por medicamentos, etc.


  

    AE Eucalipto: Es analgésico, antiviral, antibacteriano y expectorante. Aconsejable en casos de gripe, catarro, bronquitis, sinusitis, asma, heridas, úlceras y herpes. Además de ayudar a combatir las afecciones de las vías respiratorias, también es un buen remedio para bajar la fiebre.




  
    
AE Limón: Desinfectante y estimulador, ambientador natural (neutraliza los malos olores), desodorante y antiséptico. Se aconseja su uso en caso de heridas y para cortar la hemorragia. También es un gran limpiador de toxinas, mejora el sistema inmune, repelente de mosquitos y anticelulítico. (Se puede tomar por vía oral mezclado con miel, aceite de oliva, infusión, etc.)

    

AE Albahaca: Propiedades antiespasmódicas y digestivas. Se aconseja su uso en caso de cansancio, espasmos gástricos, vértigo, dolores de cabeza, jaquecas y falta de energía.





  AE Camomila: Tiene propiedades sedantes y analgésicas. Buena para combatir las alteraciones del estado de ánimo, los problemas de la piel seca y agrietada, los dolores musculares, eccemas, dermatitis o cólicos.




    

  AE Ciprés: Efectos antiinflamatorios, antiespas-módicos y astringentes. Aconsejable en casos de bronquitis, asma, tos, dolores reumáticos, piernas cansadas, varices o aparición de manchas en la piel.







   
  AE Menta: Estimulante y refrescante. Aplicando unas gotas tras las orejas, despierta y da claridad mental (alternativa al café). Una gota bajo la lengua para el mal aliento. En difusor para los problemas respiratorios y mezclado con aceite de coco se utiliza para los dolores musculares y articulaciones.



  


    AE Incienso: Reduce las manchas de la piel. Aplicando una gota en el cuello y los pies, ayuda a reforzar el sistema inmune. A nivel interno es anti-inflamatorio. En difusor, aumenta las funciones cerebrales y ayuda a una conciencia espiritual.






  

      AE Orégano: Antibiótico, anti-bacteriano, su función principal es la de prevenir y mejorar cualquier tipo de infección. ( seria uno de los imprescindibles, pero yo de momento no lo he utilizado). Se puede tomar por vía oral como antibiótico natural (mezclado con agua, aceite de oliva, infusión, miel, etc.)





   AE Romero Alcanfor: Para dolores musculares (se conoce como el aceite esencial del atleta), antiinflamatorio, contracturas musculares, mialgias, dolor localizado por esfuerzo deportivo, calambres, varices, flebitis, también para problemas de caspa y caída del cabello.




   

AE Aceite de Po-ho: Es una combinación de aceites esenciales (menta, eucaliptus, enebro, aclaravea e hinojo), diseñado para uso externo. Su uso es múltiple, pero principalmente para friegas al pecho (para resfriados, tos o gripe) o en zonas de dolor muscular, también por inhalación (para aliviar los síntomas del resfriado, gripe, nariz tapada y congestionada, tos y afonía). (Imprescindible en casa para los adultos, ya que es muy fuerte para los niños y bebes). 




  •        Uso externo: por inhalación, fricción o gargarismos
  •       Congestión nasal: aplicar unas gotas en la base de la nariz (mi marido lo hace y le funciona muy bien, a mi me lloran los ojos, prefiero ponerme una o dos gotas en el pecho y en el cuello, también en la parte de arriba de la espalda). También puede inhalarse, poniendo una gota o más en agua caliente.
  •     Dolores de cabeza: Masajear suavemente las sienes
  •    Catarros: Hacer gárgaras utilizando 5 o 10 gotas en un vaso de   agua.
  •    Tensión muscular: Aplicar directamente en la zona afectada y masajear.

Si se mezclan diferentes aceites pueden ser más efectivos (yo por practicidad no lo hago, ya que venden mezclas preparadas). Pero se pueden hacer muchas combinaciones.


Modo de empleo

Hay diversas maneras de usar los aceites esenciales:


Aplicación tópica: Deberemos informarnos si ese aceite que queremos utilizar lo podemos aplicar directamente o bien debemos mezclarlo con un aceite vegetal (sésamo, almendra, albaricoque, oliva, etc. A mi personalmente me gusta mucho el aceite base de almendras, para los niños va muy bien el de albaricoque, pero esto va a gustos).




   Uso oral: Algunos aceites esenciales se pueden consumir para tratar algunos problemas internos, pero siempre mejor mezclados . También en farmacias o herbolarios podemos encontrar cápsulas de aceites esenciales para tomar.




  

   Masajes: Mezclaremos unas gotitas del aceite esencial con la crema de masaje o un poco de aceite de sésamo. De esta manera potenciaremos los beneficios relajantes o estimulantes del masaje. 








    Baño: También podemos poner unas 5 gotitas en la bañera, y regalarnos unos 30 minutos para darnos un baño.








Difusores en frio: Pueden ser de utilidad en caso de afecciones respiratorias (en los niños poner el difusor en su habitación con 8 o 10 gotas durante 30 minutos antes de ir a dormir) o simplemente para llenar el aire con una fragancia ya sea calmante o estimulante.




Duración tratamientos

-       Normalmente entre 12 y 48 horas es suficiente
-       Afecciones agudas: entre 5 y 7 días
-       Dolencias crónicas: 3 semanas, 1 de descanso y 3 semanas más.


Precauciones

Como he comentado anteriormente los aceites esenciales están muy concentrados, por lo tanto si se aplican directamente en la piel, esta se puede irritar. 

Antes de utilizar un aceite esencial, asegúrate de sus propiedades, indicaciones y contraindicaciones.

En caso de embarazadas, bebes o ancianos, utilizar los aceites esenciales más seguros, que son: Lavanda, árbol de té y manzanilla (este último no utilizar en caso de embarazo).

Espero que os pueda ser de utilidad!!!






2 comentarios: